Search

El Individuo Vs. La Especie

Updated: Jun 17, 2020

Codificado a nivel genético, el mecanismo de supervivencia Pelear-Congelar-Huir opera automáticamente para asegurar NO tu supervivencia individual, sino la supervivencia de la especie humana de la que formas parte. Por supuesto que para asegurar que la especie continúe existiendo, tu también debes existir individualmente, de modo que inevitablemente te beneficias de este mecanismo de supervivencia. Y qué bendición ha resultado ser, como verás (en algún momento).


Este mecanismo de Pelar-Congelar-Huir (PCH por el resto de este comentario), cuando se observa conscientemente, le enseña al yo individual (ego) que el único valor mundano que tiene un ser humano es proporcional al beneficio que el individuo aporta al conjunto o sea a la humanidad. Esto simplemente significa que en una perspectiva global de supervivencia de la especie tu no eres tan importante como podrías haber pensado o como te gustaría ser o incluso como pretendes ser (te haces ver).


La vida se ha asegurado que siempre se produzcan piezas de repuesto, por si no lo ha notado. No hay escasez ninguna de seres humanos de repuesto para mantener a la especie en funcionamiento y hacia adelante. Esto simplemente significa que eres desechable, reemplazable y a veces, francamente indeseable, desde una perspectiva global de supervivencia de le especie, por supuesto. ¿Te has dado cuenta de que individualmente no eres indispensable incluso para las personas que dependen de ti? La vida siempre encuentra un camino y manera de seguir sin ti. ¿Has notado como la mayoría de los huérfanos sobreviven incluso si los padres mueren o simplemente los abandonan? ¿Has notado lo fácil que te reemplazan en la mayoría de los puestos de trabajo en la vida? ¿Te has dado cuenta de que incluso los presidentes, dictadores y gobernantes déspotas son reemplazables, aunque sea eventualmente y a veces inesperadamente (JFK)? ¿Has notado lo corta y frágil que es la vida humana individual?


Si contemplas este aspecto de la vida conscientemente y con simplicidad te pudiera brindar un poco más de humildad, y todos podemos usar un poco más de humildad en este mundo de samsara. Se requiere humildad para ser un poco más desinteresado y un poco menos egocéntrico, para poder ocuparte un poco más por el bienestar de los demás, ser un poco más tolerante, un poco más paciente, un poco más inclusivo, un poco más servicial, caritativo, compasivo, reflexivo, atento, en otras palabras, un poco mejor como ser humano. Cuidar de todos y aportar un beneficio a la humanidad no significa que ya no debas preocuparte por ti mismo, ni renunciar a tus sueños y metas. Cuidar de todos significa cuidarte a ti mismo también. Eres ... parte ... de todos. No puedes decir que cuidas de todos si no te cuidas a ti mismo al mismo tiempo. Cuanto mejor te cuides, mejor equipado estarás para cuidar a los demás. Entonces debes preocuparte por ti mismo al mismo tiempo. Sé bueno contigo mismo y sé bueno con los demás.


El caso es que a muchos de nosotros nos importa muy poco la humanidad, y a menudo incluso nos importamos muy poco a nosotros mismos. Cuando digo que no nos importa lo suficiente, me refiero a que no nos importa conscientemente, no nos importa responsablemente, humildemente, mucho menos compasivamente. Definitivamente todo nos importa demasiado pero solo egocentricamente, tratando siempre de ganar sobre los demás, en competencia perpetua con los demás, siempre deseando llegar más allá que los demás, queriendo verte bien superficialmente, queriendo saber más que otros, tener más que otros, ser más importante que otros, recibir más respeto que otros, etc. ¿Te has dado cuenta de lo fácil que te ofendes y te duelen los sentimientos cuando no te sales con la tuya? ¿Te has dado cuenta de cuán fácilmente te pones ansioso y temeroso cuando la vida sucede de maneras que parecen turbulentas o incluso agresivas? ¿Te has dado cuenta de lo frágil que es tu ego a pesar de vivir constantemente en beneficio de tu ego, queriendo controlar y manipular a las personas y forzar situaciones puramente en función automática de la respuesta de supervivencia animal.


Este tipo de actitud que, más que una actitud, es la falta de deseo de superación personal y la falta de deseo de mejorar la humanidad, la especie. Esto simplemente significa que hay... demasiada ... ignorancia ... todavía en nuestras mentes. Y sin embargo, este tipo de vida automática puramente de supervivencia es el mecanismo PCH trabajando para mantenerte vivo y mantener a la especie en marcha hacia adelante. Esto es lo que es la vida de supervivencia. Esta es la vida animal. Aún no nos hemos cansado de una vida de supervivencia, es todo lo que significa. Aún no dominamos el instinto animal. El instinto animal nos domina a nosotros.


La bendición del mecanismo PCH es que nos mantiene en marcha, sobreviviendo. El mecanismo PCH es el maestro de la supervivencia. Así que no te preocupes, todo parece indicar que la vida continuará de alguna manera. Solo hay un inconveniente sobre este mecanismo y es que se basa en la ignorancia, la ignorancia de nuestro ser superior y por lo tanto este mecanismo es muy doloroso. Sobrevivimos dolorosamente, siempre en competencia por recursos y estatus.


Cuando hay demasiada ignorancia, el mecanismo PCH toma el mando (de tu mente, emociones, cuerpo) dolorosamente para asegurarse que la vida continúe para los seres humanos. Como puedes ver, cuando no estás conscientemente al mando, la naturaleza animal (mecanismo PCH) siempre toma el mando. La naturaleza animal reina sobre todo. Como especie, estamos muy, muy lentamente despertando a nuestra naturaleza superior, a nuestra naturaleza divina y a nuestro poder. El despertar ocurre poco a poco. La iluminación ocurre poco a poco. La vida consciente conquista la vida de supervivencia, poco a poco, a medida que la adoptas conscientemente. Hemos sabido durante miles de años cómo dominar el mecanismo PCH o de la supervivencia animal. Innumerables maestros han estado difundiendo el Dharma, algunos de ellos muy famosos, Cristo, Buda, Krishna y otros, la mayoría de los maestros desde atrás de las cortinas sin dejarse ver mucho. El libre albedrío nos mantiene donde estamos individualmente y como especie. El libre albedrío puede liberarnos. La libertad es absoluta. ¿Qué harás con tu libertad? Sé paciente con tu práctica espiritual. Persevera en la conciencia. Cree en la evolución global. Libérate. Libera a otros. Encuentra tu poder y ayuda a otros a encontrar su poder.


Maha Raja


-------------------------------

DARMA NIVEL BASICO

-------------------------------

3 views0 comments