Search

La Bendición de Compartir el Darma

Updated: Jun 17, 2020

Cuando era mucho más joven me llamaba a mi mismo maestro de meditación. Cursé una certificación en la escuela/filosofía que había encontrado en mi camino hasta ese entonces. En el Budismo Mahajrya me comencé a llamar a mi mismo maestro espiritual.

Solo con el tiempo dentro de las prácticas de Budismo Mahajrya me fui dando cuenta, poco a poco y dolorosamente, de cómo iba tratando de darme importancia por medio de la etiqueta de maestro, como iba tratando de ser más que otros, saber más que otros, ser respetado por los demás, ser admirado por los demás, ser apreciado por los demás, ser aceptado por los demás, ser validado por los demás, ser concedido un lugar en el mundo por los demás por medio de la etiqueta de ser “maestro,” o “master.” Nunca lo conseguí tal como lo deseé. Ahora agradezco que no me salí con la mía.


Conforme vamos adquiriendo experiencia dentro del Budismo Mahajrya, no podemos evitar ver todo esto en nosotros mismos y en los demás. La vida simplemente pasa, las interacciones con otros estudiantes de Mahajrya y con nuestros estudiantes suceden, el ego se revela, la arrogancia simplemente se revela y si ponemos suficiente atención, el Darma se revela y seguimos integrando. Simplemente es así. Es humillante y liberador al mismo tiempo.


Con cada integración emocional, nos vamos rindiendo un poquito más, pero no sin antes haber dado una buena batalla, so sin antes tratar de ganar más recursos y un mejor lugar en el grupo.


Luego si perseveramos y no nos sentimos aniquilados por las humillantes lecciones y no dejamos a un lado la Mahajrya, seguimos practicando el Darma y podemos llegar a comenzar a trabajar con los venenos de la existencia y la arrogancia más directamente y aún así sigue siendo doloroso, humillante y al mismo tiempo liberador.


Cada día de la vida es igual para el ego. Cada integración es lo mismo, una parte de mi quiere ganar, una parte de mi tiene miedo a perder, una parte de mi siente que ya perdió. No importa qué tan consciente o avanzado o iluminado seas, cada observación, contemplación o integración es así. Y la pregunta que enseña Maha Vajra (muy eficientemente) es siempre la misma a preguntarnos, qué luto debo hacer para permanecer libre? Lo cual simplemente quiere decir que debo estar dispuesto a perder, soltar, dejar ir, sacrificar, desapegarme de, aceptar, perdonar, para permanecer libre.


Como maestros vamos poco a poco adquiriendo maestría y solo poco a poco vamos dejando atrás el juicio de la manera que se revela el Darma. Poco a poco vamos dejando atrás la creencia en maestros buenos y malos, verdaderos y falsos, humildes o arrogantes. Estas etiquetas no son más que referencias a juicios y miedos dentro de la competencia en la que el ego vive.


Cuando fui joven y enseñé meditación no fui peor o menos verdadero o con menos verdad o ni siquiera menos evolucionado o consciente de lo que soy ahora. Solo tenia mi experiencia y vivía dentro de ella en mi realidad. Hoy solo tengo mi experiencia y vivo dentro de ella en mi realidad. He cambiado, si. He visto las cosas de otras maneras, si. Interactuo conmigo mismo y con los demás de otras maneras, si. Me causo menos sufrimiento a mi mismo y a los demás, si. Pero simplemente sigo siendo yo, un yo.

No eres un maestro principiante. No eres un maestro avanzado. No eres un mal o buen maestro. No eres un maestro humilde o arrogante. No eres un maestro falso o verdadero. Deja las etiquetas atrás. Simplemente eres un maestro y lo haces cómo lo haces hasta que lo haces de otra manera. Y está bien.


El Darma se da de infinitas maneras en tu vida. El Darma simplemente está sucediendo en la Mahajrya. Si tienes el deseo de enseñar, enseña. No tienes que ser un “buen” maestro. No tienes que ser el “buen maestro” de la Mahajrya. No tienes que ser un “verdadero” maestro. No tienes que ser nada más lo que ya eres. Relájate y simplemente enseña. Simplemente experimenta. Simplemente juega con ser “maestro.”


Si enseñas, obtendrás lo que obtengas, de la forma que lo obtengas y está perfectamente bien. Simplemente aprenderás algo al enseñar algo. Y será una bendición para todos de alguna manera.


Ten fe en ti. Ten fe en el Darma. Ya estás cuidado pues ya estás dentro del gran campo dentro de la mente de Dios, dentro de Mahajrya.


Todo está bien.


Bendiciones.


Om Shanti Shanti Shanti



-Maha Raja


P.S. Gratitud y bendición para todos los maestros del Darma, dentro y fuera de la organización Mahajrya, en el pasado, presente y futuro. Amén.


-------------------------------

DARMA NIVEL BASICO

------------------------------

1 view0 comments